VolverHonda News

Innovación

NUEVO RÉCORD GUINNESS™ DE MENOR CONSUMO DE COMBUSTIBLE.

Honda ha batido un nuevo RÉCORD GUINNESS en la categoría de “Menor consumo de combustible a lo largo de los 24 países contiguos de la Unión Europea”, al conseguir un promedio de 2,82 litros por cada 100 kilómetros (100,31 millas por galón) en un trayecto de más de 13.498 kilómetros (8.387 millas) durante un período de 25 días a lo largo de los 24 países contiguos de la Unión Europea. Durante todo el viaje estuvieron tras el volante de un Honda Civic Tourer 1.6 i-DTEC dos miembros del equipo europeo de Investigación y Desarrollo (I+D) de Honda, Fergal McGrath y Julian Warren, quienes aceptaron el desafío para demostrar el impresionante ahorro de combustible en condiciones reales que ofrece el Tourer. 

El equipo se embarcó en su épica travesía desde Aalst, Bélgica, el lunes 1 de junio para atravesar el continente en el sentido de las agujas del reloj. El jueves 25 de junio regresaron al punto de partida y registraron las increíbles cifras de ahorro de combustible que superaron en más de un 25% los 3,8 litros por cada 100 kilómetros (74,3 millas por galón) oficialmente homologados para el Tourer. Fergal McGrath comentó: “Fue difícil, pero realmente lo disfrutamos. Batir este nuevo RÉCORD GUINNESS ha hecho que valga la pena todo el arduo trabajo realizado. Éste fue un enorme esfuerzo de equipo, por lo que me gustaría agradecer a todos quienes participaron por su compromiso y apoyo. Después de pasar tanto tiempo tras el volante, Julian y yo estamos felices de regresar a nuestros escritorios por un rato”. 

La categoría oficial de los RÉCORD GUINNESS es “Menor consumo de combustible a lo largo de los 24 países contiguos de la Unión Europea”, el cual se mide en litros por cada 100 kilómetros y millas por galón calculados durante toda la travesía. Conforme a las reglas, los mismos dos conductores deben estar en el automóvil durante todo el viaje, lo que imponía a Fergal y Julian —quienes han sido colegas del departamento de I+D de Honda en el Reino Unido por cerca de 18 años— el reto de manejar un promedio de unos 600 kilómetros, en un lapso de alrededor de 7,5 horas, cada día. 

Sobre la base de lineamientos estrictos y rigurosos, el intento de figurar en los RÉCORDS GUINNESS requería que el vehículo ingresara a todos y cada uno de los 24 países especificados, reunir una amplia gama de pruebas, incluida una bitácora de combustible y kilometraje (millas recorridas), lecturas de GPS, videos y fotografías, así como las firmas de testigos independientes que demostraran que todo se había concretado de acuerdo con lo estipulado. Para garantizar un monitoreo acucioso de la ruta, el tiempo y distancia del viaje, el automóvil fue equipado con un dispositivo de seguimiento, provisto por TRACKER (que forma parte de Tantalum Corporation), experto en telemática de flota y recuperación de vehículos robados. En virtud de las reglas, para batir el récord, el vehículo debe ser un modelo estándar en todos los aspectos, sin modificaciones para crear una ventaja, a fin de replicar las condiciones del “mundo real”. Esta característica fue evaluada por testigos independientes al inicio y término del viaje. La recarga de combustible se realizó en gasolineras normales, y el tanque se llenó a su máxima capacidad en cada parada para garantizar que no hubiese una ventaja en cuanto al peso. Adicionalmente, los neumáticos se inflaron conforme a las presiones recomendadas y el alineamiento de las ruedas se ajustó según las especificaciones de fábrica para representar la experiencia del cliente común y corriente. 

El equipo —ambos conductores aficionados— también estaba ansioso de demostrar que cualquier persona podía alcanzar un ahorro de combustible tan asombroso al adoptar algunas técnicas de manejo simples, pero muy efectivas. Tan sólo se utilizaron algunos métodos muy lógicos, como planificar la ruta en forma cuidadosa y sensata, conducir de manera constante y sin contratiempos ni acelerar o frenar abruptamente, anticipar las condiciones de la carretera, no llevar peso innecesario y asegurarse de que el automóvil tuviera un correcto mantenimiento en todo momento. La velocidad de manejo siempre estuvo dentro de los límites legales y fue acorde a las condiciones de tránsito.